La Cecot da continuidad a entidades gremiales de gran prestigio en la sociedad catalana desde hace muchos años.

En 1401 se creó el Gremio Textil Medieval, que agrupaba, mediante diferentes secciones industriales, la mayor parte de la industria textil de la comarca. El 24 de octubre de 1873 se funda el Instituto Industrial, que da continuidad a este gremio.

Paralelamente, en 1912, se crea la Unión Comercial e Industrial, federación de gremios independientes agrupados por sector de actividad, que aglutina la mayor parte de las actividades comerciales e industriales, excepto la actividad textil.

A partir de 1975, la situación política, social y económica despertó en algunos empresarios la necesidad de poner al día las estructuras empresariales, incidiendo en la necesidad de agrupar a los empresarios, además de sectorialmente, globalmente.

Esta necesidad de integración llegó a las dos entidades, cosa que hizo reestructurar los servicios, la organización y la financiación de la federación gremial. La reflexión sobre este tema impulsó al Instituto Industrial y a la Unión Comercial e Industrial a concertar una mútua integración.

El 15 de marzo de 1978 se creó un documento entre los presidentes del Instituto Industrial y el de la Unión Comercial e Industrial, junto con los miembros de las correspondientes juntas como compromisarios y mandatarios, en el cual se acuerda constituir la Cecot, con el fin de promover y defender los intereses de las empresas tanto industriales, comerciales, como de servicios.

El ámbito de influencia y de actuación de la Cecot es autonómico desde 1996.