La formación es lo fundamental

La formación es lo fundamental

L'entrevista

Pasqual Moya

Experimentado en el oficio y responsable del gremio que agrupa en Terrassa y comarca a los talleres de vehículos, Pasqual se muestra muy sensibilizado ante la formación de los nuevos mecánicos y lo relacionado con la lucha contra la contaminación.

07/07/12 · Gremi de Tallers de Reparació d'Automòbils de Terrassa i Comarca


¿Cómo ha sido hasta ahora su experiencia al frente del gremio?
Muy buena y provechosa. Mi planteamiento ha sido siempre el de aportar algo al gremio; y la suma de las aportaciones de todos, de la junta actual, produce beneficios para el colectivo.

¿Cómo se encuentra el sector del automóvil a estar alturas de la crisis?
La crisis se nota, por supuesto. Al bajar la actividad y la obra pública, obviamente el movimiento de coches desciende. Tenemos más reparaciones que antes proque la gente cambia menos el coche, aunque estamos detectando que los vehículos que llegan a los talleres lo hacen un poco "sobrepasados". Me refiero a que sus propietarios apuran mucho el plazo de tiempo prefijado para las revisiones. ESto no significa que los coches sean inseguros, pero sí que el mantenimiento se está estirando un poco entre todos en el tiempo.

Usted siempre ha dicho que la formació es prioritaria para el gremio. ¿Considera satisfactoria la actual FP?
Mire, me he cansado de ir detrás de conseguir que la Formación Profesional dé respuestas a la necesidad que tiene nuestra profesión de una buena cantidad de aprendices y de jóvenes que quieran ser mecánicos con la base adecuada. Cuando entré a formar parte de la junta del gremio, el asunto de promover una formación satisfactoria fue uno de los que más me motivó. Incluso he tenido alumnos que hoy son profesores de FP. No quiero generalizar, pero en mi opinión la educación profesional tiene un problema y es que debe mejorar y resultar más atractiva. Y la única manera de consguirlo es que quienes impartan la FP sean los mejores. Es preciso que los profesores sean los primeros implicados en el éxito de la formación.

¿A qué se refiere cuando habla de implicación?
Pues a que los profesores han de ser los primero que "respiren" combustible, gasolina, y que sepan exactamente cómo es y cómo funciona un taller. Yo no entendería que un docente de medicina no haya pisado un hospital, del mimso modo que un profesor de carpintería no supiera desenvolverse en un taller. Así, en nuestro sector, aunque insisto que no quiero generalizar, sucede algo parecido. Mientras no se encargue la formación a los mejores no solucionaremos el problema. Hya que buscar la excelencia; si no, jamás seremos referencia de nada.

Cuando ustedes han planteado esta queja a la Administración, ¿qué respuesta han recibido?
Nos hemos quejado ante muchas instancias, de colores políticos distintos, pero no ha sido posible hallar una solución. Las velocidades, por decirlo de alguna manera, entre los profesionales y quienes gestionan la formación son diferentes. Lamentablemente, la distancia entre el mundo empresarial y el formativo se agranda. Y mi ilusión sería que ambos fueran de la mano. Pero, lo hemos intentado y no ha sido fácil. Al final, te desanimas porque ves que los jóvenes mecánicos se incorporan a las empresas sin disponer todavía de la formación conveniente.

Así pues, ¿el mejor lugar para formar a un mecánico es el propio taller?
Lo que yo digo e sq ue entre todos deberíamos analizar cuál es la mejro manera de formar a los futuros mecánicos, porque eso redunda en beneficio de la sociedad. La formación que no se imparte es conocimiento que se pierde. Dicho esto, también es cierto que los que llevamos muchos años trabajando en el taller algo sabemos de la profesión y que somos quienes disponemos de los medios necesarios para ello. Unos medios que ponemos al alcance de los alumnos de FP para que, si se cree oportuno, vengan hasta nuestros talleres para realizar sus prácticas. Para mí, esta es la mejor manera de aprender, pero...

Otra cuestión de relevancia para el gremio es la lucha contra la contaminación ambiental.
Terrassa es la segunda ciudad de Catalunya con más contaminación, después de Barcelona. El sector automovilístico ha hecho sus deberes, adaptándose a las normas anticontamianación. Pero no hay nada más inútil que un vehículo parado en un semáforo con el motor funcionando...En Terrassa hace falta que se piense más en el coche cuando se programa la movilidad. Tenemos más de cien mil vehículos censados aquí, que pagan impuestos y tienen derecho a circular. Entiendo que cuando se diseña la red viaria se piense en las personas, proque todos somos peatones también. Sin embargo, queda mucho por hacer en la gestión y la coordinación del tráfico rodado para que sea más rápido y fluido, lo cual aminoraría la contaminación. No solo en Terrassa, sino en todas las ciudades. Debemos estar preparados porque dentro de pocos años convivirán en la automoción distintas tecnologías, como la hibridación de motores o el gas, y el paranorama de la movilidad cambiará mucho.

UN SALTADOR DE ALTURA
Pasqual Moya tiene 48 años y preside el Gremi de Taller de Reparació d'Automòbils de Terrassa i Comarca desde el 1990. Es mecánico desde los 16 años, edad en la que se inició en el negocio familiar y que él mismo ha continuado. En el gremio ingresó como vocal hasta convertirse en su presidente, cargo en el cual ya va por el cuarto mandato. Su gran objetivo es mejorar todo aquello que guarde relación con la formación de los jóvenes aspirantes a mecánicos. Casado y con dos hijos, a Moya le gusta "viajar, conocer gente, la gastronomía y cualquier actividad relativa al mundo del motor". Se confiesa más amante de la montaña que del mar, y también aficionado a la bicicleta. Años atrás, practicó el atletismo, sobre todo el salto de altura y la prueba de los 110 metros vallas. Incluso, el hoy presidente del gremio de talleres llegó a ser subcampeón de Catalunya de salto de altura.

Font: Diari de Terrassa
Text: Jordi Estapé
Foto: Cristóbal Castro