La Cecot reclama a Bañez que no discrimine por edad o género la rebaja de seguros sociales y que impulse la figura del Autoemprendedor

La Cecot reclama a Bañez que no discrimine por edad o género la rebaja de seguros sociales y que impulse la figura del Autoemprendedor

Garrofé: “Si el Ministerio quiere reactivar la economía y quiere combatir la economía sumergida, debe alargar el plazo de no cotización a la seguridad social. Seis meses no ayudarán a generar el volumen de actividad que podría llegar a generarse”.

30/01/13 · Cecot


 

El pasado martes, la ministra Fátima Báñez anunció a los medios de comunicación que la Estrategia para el Emprendimiento y el Empleo incluirá un plan de choque con medidas a corto plazo y destacó una medida que incluirá una especie de tarifa plana de 50 euros durante seis meses en las cotizaciones sociales para jóvenes de menos de 35 años que pongan en marcha iniciativas empresariales.

El anuncio, que tiene como objetivo facilitar la autoocupación juvenil, ha sorprendido a la patronal Cecot que critica la medida por llegar muy tarde respecto a otros países, pero sobre todo por ser discriminatoria para otros perfiles profesionales. La Cecot considera que no debería discriminarse ni por edad, ni por género. “Hay mucha gente en paro, que no encuentra trabajo y la autoocupación es una salida muy válida a su situación laboral. Sería deseable que el Gobierno también ofreciera mecanismos de ayuda a estas personas que siempre han trabajado por cuenta ajena para que inicien por primera vez una actividad. Estoy descartando personas que ya han trabajado previamente como autónomos para evitar malas praxis”, afirma David Garrofé, secretario general de la Cecot. “En Franciase han constituido un millón autoemprendedores desde el 2009. Y un dato todavía más alentador a tener en cuenta es que, según el Observatoire del Auto-Entrepreneur, el 17% de los autoemprendedores franceses se han acabado convirtiendo en personas jurídicas”.

Representantes de la patronal catalana Cecot mantuvieron una reunión el 17 de febrero de 2012 con el director general de Industria, Manuel Valle, en la sede de la Dirección General en Madrid. Durante la reunión, la patronal trasladó a Valle la preocupación y la necesidad que el Gobierno impulsara medidas de reactivación económica y medidas encaminadas a la creación y generación de tejido empresarial. En este sentido, la Cecot presentó a Manual Valle tres documentos de propuesta donde se pedía la incorporación en el texto de la Ley del Emprendedor que debía surgir a principios del mismo 2012, y que todavía no ha visto la luz a día de hoy, de la figura del Autoemprendedor y la figura de la Mediación del Crédito, con el fin de reactivar la economía, reducir parte de la economía sumergida y reducir la tasa de paro. La patronal también propuso que la Ley del Emprendedor tuviera en cuenta la creación de un marco fiscal propio para Business Angels.

Unas propuestas que la patronal catalana ya hizo llegar el año 2011 a los distintos grupos políticos con representación parlamentaria y a los gobiernos autonómico y estatal y que cree necesario insistir en su incorporación al articulado de la Ley del emprendedor.

“Creemos que la figura del Autoemprendedor es un mecanismo que puede ayudar a generar más tejido empresarial porque se ha demostrado su efectividad en otros países como por ejemplo Francia”, afirma Garrofé,

 

Figura del Autoemprendedor
La propuesta de la Cecot viene avalada por la figura del Auto-Entrepreneur que Francia puso en marcha hace más de dos años con buenos resultados en cuanto a la reducción del número de personas en paro.

El modelo del autoemprendedor francés se basa en la constitución de la empresa en ventanilla única, por Internet, y en 3 minutos; pago simplificado de los impuestos y las cotizaciones sociales; protección del patrimonio personal del emprendedor; favorecimiento de la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.
Cuáles son las características de un/a autoemprendedor/a:

  • Tiene que ser un empresario individual y no tiene que tener trabajadores asalariados.
  • Protección patrimonial para los bienes ajenos al negocio: declaración de bienes (telemática y gratuita).
  • Exención del pago del régimen especial de autónomos durante los dos primeros años de actividad.
  • Capitalización de la prestación de paro para los autoemprendedores, sin más límite que el importe de las prestaciones a percibir.
  • Para límites bajos de volumen de actividad, 30.000 € en servicios y 80.000 € en comercio, tributación por el IRPF con la fórmula de los módulos pero sin índice, un % sobre los ingresos. En el momento que se superen estos ingresos se pasa a tributar y cotizar como un empresario individual (autónomo).
  • IVA: hacer una declaración cada 6 meses y meritar por el criterio de caja (se paga cuando se cobra).
  • Moratoria de las licencias municipales durante dos años (para que no se tengan que hacer hasta asegurar que el negocio está en marcha).
  • Una vez la empresa está consolidada, facilitar los trámites para convertirse en una sociedad mercantil, bonificando el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados (AJD).
  • Cesar la actividad no tiene que costar nada.
  • Obligatoriedad de llevar un libro de facturas emitidas y para los comerciantes un registro de compras.

 
Francia tiene una población de 65.350.000 habitantes y una tasa de paro superior al 10,01% en el mes de noviembre, lo que comporta un total de 2.922.000 personas enparo. En más de tres años de Autoemprendedor, se han dado de alta más de un millón de personas y el promedio de la cifra de ventas anual de un autoemprenedor en Francia ha sido de 10.545€/anuales.
Los cálculos los hemos realizado a partir de la muestra del estudio del Observatoire del Auto-Entrepreneur y los datos del Balance del autoemprendor de junio de 2012. 

Siguiendo el modelo francés y extrapolando los datos de más de tres años de experiencia en Francia hemos calculado que el impacto económico que podría representar en España para las personas a nivel individual se podría cuantificar en unos ingresos promedio de 10.545 €/ anuales y para el Gobierno, en forma de impuestos, se cuantificaría en una recaudación de 1.600 millones de euros en tres años (aprox. 15% de la facturación de los autoemprendedores) si se dieran de alta 722.464 personas.

La simplificación de los trámites y la exención de pago de la cuota en el régimen especial de trabajadores autónomos al inicio de la actividad facilitaría el afloramiento de la economía sumergida y permitiría trabajar en muchas personas que se encuentran en situación de paro iniciando una actividad empresarial, sintiéndose útiles y poniendo en valor sus capacidades y competencias profesionales.

El auto emprendedor entendemos que es una solución idónea por la época de crisis que estamos viviendo puesto que facilita la incorporación en el mercado de trabajo de personas a las que pueden trabajar por cuenta propia, pero el pago de la cuota mínima del régimen especial de autónomos de 254€/mensuales es un freno para iniciar la actividad cuando disponen de pocos clientes e ingresos no asegurados. El hecho que puedan trabajar les permitirá testear si la idea de negocio es viable asumiendo un riesgo mínimo y contribuyendo a la vez, en la medida que se desarrolle su negocio, al pago en función de su actividad en el impuesto de la renta de las personas físicas.


Además, según el Observatoire del Auto-Entrepreneur el 17% de los autoemprendedores franceses se han convertido en personas jurídicas. Por lo tanto, la medida podría promover la creación de 722.464 puestos de trabajo de forma directa como autoempleo y el crecimiento de estos autoemprendedores en empresas haría aumentar la ocupación además largo plazo.